Rita Shameeva, una joven rusa que falleció en 2016 a la edad de 25 años, descansa en una peculiar tumba, donde todo aquel que la visite lo primero que verá será una enorme lápida en forma de iPhone.

La escultura en color negro y con una altura de 1.50 metros, muestra como “fondo de pantalla” una fotografía de la joven, quien tenía una clara adicción a su teléfono celular.

No te pierdas: ¿A qué sabe el jugo de iPhone? un hombre trituró uno en una licuadora para probarlo.

Pero no solo eso, pues además la lápida cuenta con un código QR, en el cual se detalla un poco más acerca de la historia de vida de la fallecida.

Este insólito homenaje fue idea de su padre, Rais Shameeva, quien recuerda a su hija mirando siempre la pantalla del teléfono, razón por la que tras su muerte decidió dedicarle esta pieza.

Cabe señalar que la parte trasera de la lápida está pulida para imitar el acabado de vidrio de los modelos de Apple y cuenta con las mismas inscripciones.

Mira también: Ahora podrás convertir tu iPhone 8 Plus en un detector de armas y explosivos.

Por si fuera poco, los botones de inicio, volumen y bloqueo de pantalla fueron copiados a la perfección, por lo que los residentes de la zona se sienten incómodos, pues lo consideran como una ostentación en un sitio de descanso para las almas.

Quizá se trata de la primera escultura fúnebre de su tipo, pero posiblemente más de un fanático a las redes sociales ya estaría pensando en copiar esta idea para ser recordado cuando ya no se encuentre en este mundo.